Presentación


Mahommah Gardo Baquaqua, nació libre, como otros africanos que fueron esclavizados en las Américas. Tuvo un hogar, una familia y en su juventud sufrió la violencia de la guerra. Él fue esclavizado y sacado a través del puerto esclavista más importante en África Occidental, la infame Ouidah (Whydah), en el reino de Dahomey. Fue embarcado hacia Brasil en un barco esclavista y en una playa en el norte de Pernambuco fue desembarcado en 1845. Para esa época, el comercio esclavista trasatlántico estaba prohibido en Brasil. Así que su condición de esclavizado de todas formas fue ilegal.

Baquaqua primero fue esclavo de un panadero en Pernambuco, y después de un intento de suicidio fue vendido a un capitán de barco en Río de Janeiro, con quien viajó a lo largo de la costa brasileña, principalmente a Rio Grande do Sul. Durante su viaje a la ciudad de New York en 1847, pudo escapar de la esclavitud, posteriormente pasó 2 años en Haití durante un periodo de turbulencia política. Bajo la protección de American Baptist Free Mission Society regresó a Estados Unidos a finales de 1849 para enrolarse en el New York Central College, en Mc Grawville, donde fue estudiante desde 1850 a 1853.

Como miembro de una familia musulmana en África, Baquaqua aprendió a escribir en árabe y ajami. En Brasil aprendió portugués, así como francés y creole haitiano durante los dos años que estuvo en Haití. En el norte de Nueva York aprendió suficiente inglés para leer y escribir cartas, y en 1854, publicó su autobiografía en Detroit con la ayuda de su editor Samuel Moore.

Para la época en que escribió su biografía, Baquaqua estaba viviendo en Chatam, Canada West (Ontario), una de las principales terminales del Underground Railroad para los Estados Unidos. A inicios de 1855 y seis meses después de publicar “An Interesting Narrative. Biography of Mahommah G. Baquaqua”, él se trasladó hacia Gran Bretaña, donde estuvo hasta al menos 1857. Sin embargo, no sabemos qué sucedió con él después de ese año. En algunas cartas reveló sus planes de retornar a África, y parece posible que regresó a Lagos o al Delta del Niger.

Los recuerdos de M. G. Baquaqua son un recuento particularmente importante de la Diáspora africana. Como con otros escritos biográficos, este nos permite ver el individuo más allá del esclavo y el contexto esclavista. El proyecto Baquaqua nos proporciona una oportunidad para imaginar, entender y aprender por medio de la empatía y proyección el sentido de la otredad.

Bruno Véras y Paul Lovejoy